Menu

Ventajas del cloud computing

Sin lugar a dudas, las nuevas tecnologías y los avances que trae consigo esta nueva era de la digitalización están cambiando poco a poco la manera en que muchas empresas e incluso particulares llevan a cabo sus labores. Prueba de ello es la computación en la nube, por lo que a continuación descubriremos las principales ventajas del cloud computing.

10 ventajas del cloud computing

Probablemente, el mayor atractivo de este tipo de tecnología es que el ordenador del usuario no tiene que asumir una fuerte carga de trabajo al ejecutar aplicaciones. Así, gracias al almacenamiento en la nube, dicho esfuerzo lo hace la red de ordenadores que forman el sistema. De esta manera se agiliza el trabajo y se hace más accesible.

Además, lo único que necesita hacer el usuario es utilizar el navegador de internet como si fuera una página web cualquiera, en vez de usar una aplicación previamente instalada. Es la nube la que se encarga de todo el trabajo, simplificando por el camino todas las tareas que realiza el usuario. Obviamente, su utilización conlleva ciertas ventajas.

1. Reducción de costes

El cloud computing conlleva un ahorro en costes bastante importante. Eso de invertir en licencias de software o en infraestructuras informáticas es agua pasada. Además, puesto que la computación en la nube no precisa de ningún hardware especial, se reduce el consumo energético derivado del uso de equipos o servidores e incluso personal técnico.

2. Mayor accesibilidad y movilidad

Movilidad y acceso desde cualquier sitio. Y, sobre todo, desde cualquier dispositivo. Con el cloud computing la información ya no está sólo en la oficina, por lo que la movilidad y la flexibilidad en cuanto al entorno laboral del trabajador se ven beneficiadas (ya sea para trabajar o para atender a clientes). Es una de las mayores ventajas del cloud computing.

3. Más seguridad

¿Te acuerdas de esa época en la que si se te fastidiaba el ordenador todos los datos se perdían como una lágrima en la lluvia? Con la computación en la nube eso es historia. Si ocurriera alguna desgracia, tendremos todos los datos en la nube y podremos acceder desde otro dispositivo.

Asimismo, el entorno cloud computing no tenemos que preocuparnos por hacer copias de seguridad, puesto que la propia nube las realiza de manera automática y, lo más importante, con cifrado seguro a prueba de cualquier tipo de ataque de hackers.

4. Capacidad de almacenamiento ilimitada

Actualmente, al contrario que hace unos años, se manejan grandes cantidades de datos. Por eso, la nube ofrece un almacenamiento casi ilimitado (estamos hablando de millones de terabytes… ¡casi nada al aparato!). De esta manera no habrá que comprar discos duros externos como muchos hacíamos hace tiempo.

5. Escalabilidad

Puesto que la computación en la nube tiene costes accesibles, una pyme puede permitirse comprar algunas licencias para usar la nube, mientras que una multinacional puede adquirir cientos. Sea como fuere, las dos podrán usar los servicios por igual. Además, si en cierto momento del año se necesita más almacenamiento, es totalmente posible ampliarlo inmediatamente.

6. Respeto al medio ambiente

Otra de las grandes ventajas del cloud computing es la concienciación ecológica. De hecho, su uso reduce la huella de carbono y de gases de efecto invernadero de una empresa al ahorrar en recursos físicos que pasan a ser virtuales. Es algo que, sin duda, nuestro planeta agradecerá.

7. Actualizaciones automáticas

La computación en la nube ofrece actualizaciones automáticas basadas en la experiencia y los requerimientos de los millones de usuarios que la utilizan. Así, contar con las actualizaciones más recientes facilita el uso del cloud computing al no tener que instalar ninguna nueva versión.

8. Optimizar el uso de recursos

El cloud computing permite reducir la carga laboral relacionada con labores técnicas y de mantenimiento, dirigiendo dicho tiempo a tareas más importantes. Esto mejora la eficacia debido a la velocidad con la que se accede a la información en tiempo real, incrementando la productividad y el rendimiento.

9. Igualdad

La computación en la nube permite que las pymes se encuentren en las mismas condiciones que las grandes empresas al potenciar un mercado más justo y equitativo en el acceso a la tecnología. Sin duda, esto iguala las condiciones del juego.

10. Colaboración y comunicación del personal

A través del cloud computing los trabajadores pueden compartir aplicaciones, información y documentos a gran velocidad. Además, la computación en la nube permite el servicio de videoconferencias, por lo que es posible llevar a cabo reuniones de varias personas que están en diferentes partes físicas del mundo.

Esto resulta en una mayor comunicación interna en la compañía, ya sea entre empleados o con proveedores y clientes. Uno de los mayores beneficios de esto es que se pueden agilizar bastante los procesos de negociación y ventas.

Cloud computing: todo beneficios

Como habrás podido comprobar a lo largo de este artículo, la computación en la nube tiene muchos pros, especialmente para las empresas. Llevar los servicios del negocio a un entorno cloud puede ser un gran reto, pero el resultado de implementar esta herramienta es más que favorable.

Por todo esto, y por mucho más, las ventajas del cloud computing son más que evidentes. ¿Qué compañía no querría ahorrar en costes de todo tipo, permitir que sus trabajadores tengan una mayor movilidad y flexibilidad laboral o que reduzcan su huella de carbono?