Menu

¿Qué es la infraestructura hiperconvergente?

La infraestructura hiperconvergente o HCI (Hyper-converged infrastructure) combina el hardware común del centro de datos que usa recursos de almacenamiento conectados localmente con software inteligente con el fin de crear bloques de construcción flexibles que sustituyan a la infraestructura convencional a base de servidores, redes de almacenamiento y matrices de almacenamiento separados.

Origen de la infraestructura hiperconvergente o HCI

Durante la década de los 90, cuando se produjo el boom web, se introdujo la infraestructura con redes de almacenamiento y SAN de servidor, con módulos independientes que podían actualizarse o cambiarse sin afectar a otras capas. Dicha infraestructura revolucionó los departamentos de TI y desde esa era ha sido el estándar de uso.

Sin embargo, en plena época de la nube híbrida, el sistema de tres capas difícilmente puede satisfacer las necesidades de TI. Y es que, al ser complejo y difícil de manejar, no proporciona una base firme para DevOps, por lo que no puede escalar con la misma magnitud que antes.

Hoy en día, la infraestructura hiperconvergente es la escogida por las empresas que quieren continuar siendo competitivas y garantizar que sus centros de datos estén listos para la nube.

Cómo funciona la HCI

Con los sistemas hiperconvergentes se consigue la convergencia de toda la pila del centro de datos, incluyendo el procesamiento, el almacenamiento, las redes de almacenamiento y la virtualización.

La infraestructura tradicional, engorrosa y cara, es reemplazada por una plataforma que se ejecuta en servidores llave en mano (el estándar del sector) y que permiten a las compañías comenzar a escalar de nodo en nodo. El software ejecutado en cada nodo del servidor reparte todas las funciones operativas en el clúster para lograr un rendimiento y una resistencia extraordinarios.

Componentes de la infraestructura hiperconvergente

La HCI se compone de dos elementos principales: el plano distribuido y el plano de gestión.

Plano distribuido

Este plano opera en un grupo de nodos que proporcionan servicios de almacenamiento, virtualización y redes para aplicaciones invitadas, ya sean máquinas virtuales o aplicaciones basadas en contenedores.

Plano de gestión

Este plano permite supervisar recursos de hiperconvergencia con facilidad desde un solo lugar y una única vista, eliminando la necesidad de soluciones de gestión separadas para servidores, redes de almacenamiento, almacenamiento y virtualización.

Prácticamente todas las soluciones modernas de HCI están definidas por software, sin depender del hardware propietario. Cada nodo hiperconvergente de un clúster ejecuta un hipervisor (Microsoft Hyper-V, VMware ESXi, Nutanix AHV, etc.) y las funciones de control se ejecutan como una máquina virtual separada en cada nodo, estableciendo una estructura totalmente distribuida que puede escalar recursos agregando nuevos nodos.

Beneficios de la hiperconvergencia

Las ventajas de saltar de una infraestructura convencional compleja a la sencillez de la HCI son más que evidentes. Algunas de los principales motivos por los que las empresas deciden dar este paso son los siguientes:

Flexibilidad nunca antes vista

Un solo clúster puede contar con nodos (servidores hiperconvergentes) ilimitados. Cada tipo de nodo tiene diferentes cantidades de almacenamiento, CPU y recursos de memoria, así que puede ejecutar numerosas cargas de trabajo con la máxima eficiencia.

Menor costo

Las infraestructuras hiperconvergentes tienen un costo menor que sus equivalentes en hardware, puesto que se ejecutan en servidores comerciales y no en dispositivos costosos de un único uso.

Además, ocupan un footprint menor. Esto se debe a que permiten ejecutar varias funciones en un solo servidor. Al necesitar menos hardware físico, se logra la consolidación de los recursos, lo cual da como resultado una reducción de los costos generales, energéticos y de espacio físico.

Rendimiento y resistencia de otro nivel

El software hiperconvergente que se ejecuta en cada nodo asigna todas las funciones operativas en el clúster.

Plataforma superior

Cada servidor hiperconvergente tiene hardware x86 con tecnología Intel con SSD basados en flash y HDD tradicionales.

100% impulsado por software

Compatible con una gran variedad de plataformas de hardware diferentes, incluidas tres de las cuatro plataformas de servidores más populares a nivel global.

Implementación veloz

La HCI se implementa rápidamente, por lo que los equipos de TI se pueden centrar en las aplicaciones y servicios que impulsan el negocio.

Infraestructura llave en mano

La infraestructura hiperconvergente dispone de recursos integrados de servidor, almacenamiento, redes y virtualización, así como capacidades integrales de gestión de sistemas y de operaciones.

Por qué usar la infraestructura hiperconvergente en las empresas

En la actualidad, los equipos de TI empresariales buscan continuamente maneras de ofrecer servicios locales con la velocidad y la eficiencia operativa de los servicios de nube pública como Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure y Google Cloud.

Una plataforma integral de nube conecta la infraestructura tradicional y los servicios de nube pública. En otras palabras, la hiperconvergencia es la base de una nube empresarial o híbrida. No dudes en contactar con Intelequia para que te asesoremos sobre la infraestructura hiperconvergente.