Menu

La importancia de Kubernetes para los desarrolladores

La importancia de Kubernetes para los desarrolladores: 


Kubernetes, uno de los gestores de contenedores de software más populares, es uno de los estándares de facto de la industria del desarrollo. Que grandes compañías como Google, Microsoft, Amazon, Oracle, WMware, IBM o RedHat apuesten por una tecnología como esta da pistas sobre su importancia. 

 

Y es que esta plataforma de código abierto ofrece una enorme cantidad de servicios en la nube a los programadores. Por eso, si no estás familiarizado con los contenedores de software en este artículo te contaremos todo sobre una herramienta que facilita enormemente la vida a los desarrolladores. 

 

Qué son los contenedores de software:


Imagínate un barco que transporta containers de un puerto a otro sin importar su contenido, sino su forma modular para ser almacenados y llevados de un lugar a otro como cajas. Esto es lo que sucede con los contenedores de software. 

En ellos se pueden alojar las dependencias que necesite una aplicación para ejecutarse, ya sea el código, las librerías del sistema, el entorno de ejecución u otra configuración. Fuera del contenedor no se necesita más, ya que dentro están aislados para ejecutarse. 

 

Así, son la solución al problema de moverse entre entornos de desarrollo. Por ejemplo, se puede probar de forma segura una app sin temer que el código se comporte diferentemente. Esto se debe a que todo lo necesario se encuentra en el contenedor. 

 

Qué es Kubernetes:


Kubernetes, o k8s, es un sistema open source para la automatización de despliegues, el escalado y la gestión de aplicaciones creado por Google. Su nombre proviene de κυβερνήτης, “timonel” o “piloto” en griego, que a su vez es la raíz etimológica tanto de gobernador como de cibernética. 

 

Este orquestador de contenedores, que después fue donado a la Cloud Native Computing Foundation, está escrito en Go y puede desplegarse en numerosos entornos cloud o en bare metal y soporta numerosos runtimes de contenedores. 

 

 

Cómo funciona Kubernetes:


A medida que las aplicaciones crecen para abarcar diversos contenedores implementados en varios servidores, su administración se hace cada vez más compleja. Así, para controlar dicha complejidad, Kubernetes proporciona una API de código abierto con la que se puede controlar la manera y el lugar en el que se ejecutan los contenedores. 

 

Kubernetes organiza los clústeres de máquinas virtuales y programa los contenedores para que sean ejecutados en dichas máquinas según los recursos de proceso disponibles y los requisitos de recursos de cada contenedor. Los contenedores se agrupan en pods (la unidad operativa básica de k8s) que pueden escalarse hasta el estado deseado. 

 

Además, Kubernetes administra automáticamente la detección de servicios, incorpora equilibrio de carga, realiza un seguimiento de la asignación de recursos y los escala de acuerdo con el uso de la capacidad de proceso. También comprueba el estado de los recursos individuales y permite que las aplicaciones se recuperen automáticamente reiniciando o replicando los contenedores. 

 

Lenguaje de Kubernetes: 

 

Como en otras tecnologías, hay muchos términos específicos de Kubernetes como los siguientes: 

 

  • Master: la máquina que controla los nodos. Es donde se originan las asignaciones de tareas. 

  • Nodo: estas máquinas realizan las tareas requeridas y asignadas. El master es quien las controla. 

  • Pod: grupo de uno o más contenedores implementados en un nodo único. Todos los contenedores de un pod comparten la dirección IP, la IPC, el nombre del host y otros recursos. Abstraen la red y el almacenamiento del contenedor subyacente, lo que le permite mover los contenedores por el clúster más fácilmente. 

 

Por qué usar Kubernetes:


Mantener en funcionamiento las aplicaciones en contenedores puede ser complicado, puesto que suelen incluir muchos contenedores implementados en distintas máquinas. Kubernetes da una forma de programar e implementar dichos contenedores, así como de escalarlos al estado deseado y administrar sus ciclos de vida. 


1. Para que las cargas de trabajo sean portátiles 

Ya que las aplicaciones de contenedor son independientes de la infraestructura, se convierten en portátiles al ejecutarse en Kubernetes. Se pueden mover de las máquinas locales a producción entre el entorno local, un entorno híbrido y varias plataformas, siempre manteniendo la coherencia entre los entornos. 

 

2. Para escalar los contenedores con facilidad 

Con Kubernetes se puede definir aplicaciones en contenedores complejas e implementarlas en uno o varios clústeres de servidores. A medida que Kubernetes escala las aplicaciones en función del estado deseado, supervisa automáticamente los contenedores y los mantiene en buen estado. 

 

3. Para crear aplicaciones más extensibles 

La gran comunidad de desarrolladores y compañías de código abierto de Kubernetes crean activamente extensiones y complementos que agregan funcionalidades en materia de seguridad, supervisión o administración, entre otras. Además, el programa de conformidad con la certificación para Kubernetes (Certified Kubernetes Conformance Program) necesita que cada versión ofrezca una API que facilite el uso de las ofertas de la comunidad. 

 

 

Diferencia entre Kubernetes y Docker:


Otro de los gestores de contenedores más utilizados es Docker. Una de sus principales diferencias es que Kubernetes se ejecuta en un clúster, mientras que Docker en un nodo único. Además, Kubernetes es más amplio que Docker y tiene como objetivo coordinar clústeres de nodos a escala en producción de manera eficiente.  

Los pods de Kubernetes (que programan unidades que pueden contener uno o más contenedores en el ecosistema de Kubernetes) se distribuyen entre los nodos para ofrecer alta disponibilidad. 

 

Sin embargo, ambos programas suelen utilizarse conjuntamente: Docker se encarga de construir y ejecutar los contenedores en Kubernetes, que accede a dichos contenedores y gestiona la orquestación y automatización de los procesos. porque no es capaz de crear contenedores por sí mismo. 

 

 

El futuro de los contenedores: 


Si hay una cosa clara es que el uso de contenedores continuará aumentando, notándose una cierta estandarización en torno a Kubernetes y Docker. Así, inevitablemente se impulsará la creación de herramientas de desarrollo relacionadas. 

 

Y es que el stack tecnológico comienza a madurar bastante y la mayoría de los proveedores empiezan a ser compatibles entre sí gracias a Kubernetes y Docker. Lo importante ahora es mover toda la carga de trabajo que todavía no está en la nube: la nube híbrida

 

Si tienes alguna pregunta acerca de qué es Kubernetes, su funcionamiento o cómo puedes sacarle el máximo partido posible, no dudes en contactar con el equipo de Intelequia porque estaremos encantados de resolvértela.