Menu

Preparar un despliegue de Azure Virtual Desktop: La imagen maestra

En el post anterior vimos cuales eran los aspectos a tener en cuenta a la hora de decidir entre Azure Virtual Desktop y Remote Apps, por lo que este post lo voy a dedicar para hablaros del componente clave en el proceso de creación de la infraestructura: la imagen maestra.

Esto es el anillo único de vuestro monte del destino

¿Qué es una imagen maestra y como construyo una?

En pocas palabras una imagen maestra es una imagen de sistema operativo con todas las aplicaciones de línea de negocio que van a utilizar los usuarios y constituye la base sobre la que se van a desplegar todos los host pool de AVD. Una vez se ha llevado a cabo toda instalación pertinente, se generaliza la misma a través de sysprep y posteriormente se captura la misma desde el portal de azure.

Porque una imagen vale más que 1000 palabras

Este método deja la máquina virtual inutilizable por lo que es una buena idea hacer un snapshot de disco de los puntos clave del depliegue. En mi opinión estos son los siguientes:

  • Justo después de instalar la máquina con el sistema operativo limpio y completamente actualizado (pero antes de eliminar servicios no esenciales del sistema)
  • Tras eliminar servicios no esenciales del sistema y pero antes de instalar aplicaciones de línea de negocio: esto podemos hacerlo siguiendo las recomendaciones del siguiente enlace de la documentación de Microsoft para dejar nuestra imagen lo más limpia posible. Este también es un buen momento para configurar FSLogix (esto lo veremos un poco más en detalle en otro post de la serie)
  • Tras la instalación de las aplicaciones de línea de negocio pero antes de unir al dominio (si fuera necesario)
  • (opcional) Tras unir al dominio.
  • Justo antes de lanzar sysprep (que no se os olvide ejecutarlo con mode:vm o la imagen hará todas las comprobaciones de hardware de componentes que conocéis y de los que no conocéis por lo que el despliegue terminará aproximadamente cuando saque el sexto post de esta serie).

El número de cosas que pueden salir mal vs tener las snapshots preparadas (Cuota de imágenes de matrix requeridas por la empresa cumplida)

Esto nos debería proporcionar un regreso fácil a un punto clave de la instalación de imagen maestra sin perder todo el trabajo realizado anteriormente. Cuando hemos podido realizar todo el proceso sin incidencias y hayamos verificado que no necesitaremos los puntos de recuperación anteriores desplegando correctamente una imagen a partir de la captura que hemos realizado podemos eliminarlos.

Con esto ya tenemos el componente más importante de Azure Virtual Desktop por una razón: nunca debería instalarse una aplicación en una máquina virtual activa dentro de un host pool. El proceso ideal de actualización de AVD es desplegar imagen maestra, actualizar los elementos de la misma, actualizar la imagen y desplegarla como un nuevo host dentro del pool para eliminar los antiguos en cuanto haya finalizado la jornada de uso y verificado que los nuevos equipos se comportan como deben.

Y con esto terminamos este post, En el siguiente toca hablar de FSLogix y perfiles móviles de usuario, otro de los aspectos clave de un despliegue. Mientras tanto, si tienes alguna consulta o crees que podemos ayudar a tu organización, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte😊 

¡Hasta la Próxima!